Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Noticias

La modernización de la ley de migración en Japón y Chile

La apertura económica y las nuevas características poblacionales de Japón y Chile demandan cambios en sus políticas migratorias. Revisemos las variaciones que ambas naciones proponen para recibir a los extranjeros a cada lado del Pacífico.

27 de Julio de 2012

La apertura económica y las nuevas características poblacionales de Japón y Chile demandan cambios en sus políticas migratorias. Revisemos las variaciones que ambas naciones proponen para recibir a los extranjeros a cada lado del Pacífico.

 

 

Japón

 

La migración, e incluso el turismo, son fenómenos recientes en la historia milenaria japonesa. De hecho, su desarrollo industrial, antes que depender de los mercados externos, se apoyó largamente en la demanda interna. Poco a poco, el envejecimiento natural de la población y el estancamiento económico se han conjugado para demandar una mayor apertura y, con ello, un nuevo marco más flexible y organizado para la regulación de la migración de extranjeros.

 

En julio del 2012, entró en vigencia la nueva ley de inmigración de Japón, que fue promulgada en julio del 2009. Entre los cambios más relevantes de la modernización de esta ley, se destacan la centralización del proceso de residencia a nivel ministerial. Hasta hace poco, las cartas y certificados de residencia eran tramitados a nivel local en Japón. La creciente presencia de extranjeros, inversionistas, académicos y refugiados en Japón, ha hecho que el gobierno busque concentrar la información en un sola oficina, desde donde se emitirán también las nuevas tarjetas de residencia para extranjeros.

 

Otro de los cambios en este proceso de modernización, tiene que ver con la flexibilización de las reglas para los extranjeros residentes. Se trata de una medida que responde a la sensibilización de los locales hacia aquellos vecinos de orígenes remotos con quienes comparten áreas laborales, públicas y privadas. Después de todo, la migración es una de las promotoras más fuertes de valores modernos como la diversidad y la innovación. En este aspecto, la nueva ley otorga una extensión de la estadía máxima de residentes extranjeros en Japón, que va de tres a cinco años.

 

Otra variación de la ley, es la que elimina la necesidad de solicitar permisos de reentrada para los residentes de larga estadía. Desde ahora en adelante, será necesario sólo un pasaporte válido y la tarjeta de residencia para lograr este objetivo directamente en el puerto de re entrada. La nueva ley también flexibiliza los permisos de re entrada al país, los que tendrán una validez de hasta cinco años, en vez de los 12 meses que estipulaba la ley anterior.

 

Chile

 

En el caso chileno, los últimos años de bonanza económica han visto duplicarse a la cantidad de inmigrantes. Este fenómeno es bien recibido frente a los datos que acusan un envejecimiento progresivo de la población, lo que genera una demanda sistemática por mano de obra calificada e intelectuales que renueven las plazas de trabajo que vayan quedando vacantes en el tiempo.

 

En el último balance, el gobierno cifró en 370 mil los extranjeros viviendo en el país de manera regular. Según datos de 2011 entregados por la Subsecretaría del Interior, 41.344 personas extranjeras llegaron al país con visas sujetas a contrato, un 28% más que el 2010 cuando se cursaron 32.403 solicitudes.

 

Estas cifras han puesto en campaña al Ejecutivo, que se prepara para entregar un proyecto de ley que reemplace el marco legal actual, que es el más antiguo de América Latina, con 37 años de vigencia. En este proyecto se propone la creación de una nueva institucionalidad migratoria. También busca agilizar el proceso de expulsión de los extranjeros infractores de ley; una mayor agilidad en el proceso de validación de títulos profesionales; y en cuanto a los trabajadores, no incluirá a los portadores de visas de menos de un año en la cuota máxima de contratación de extranjeros, que quedará en 15 por ciento por empresa.

 












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet