Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |

Las conversaciones para la firma del Tratado de Libre Comercio entre Chile y Hong Kong (HK) están generando sus primeros frutos. Donald Tsang, jefe ejecutivo de esa región administrativa especial de China, está realizando una visita oficial a Chile para reafirmar las posibilidades de negocio que actualmente existen para ambas naciones. Conozcamos el perfil de la máxima autoridad de Hong Kong y la connotación de su visita a nuestro país.

Para el Manfred Wilhelmy, director de la Fundación Chilena del Pacífico, la figura de Tsang está asociada a “ una muy buena gestión como jefe ejecutivo de Hong Kong”. La visita de esta autoridad a Chile, donde se entrevistará con el presidente Sebastián Piñera, el ministro de Hacienda, el de Relaciones Exteriores, el de Economía y el presidente de la Sofofa, “es un reconocimiento por parte de HK a la relación especial que se ha creado y del potencial que se abre con un Tratado de Libre Comercio” entre ambas economías.

A pesar de que HK ya es un puerto libre y no hay grandes ventajas que atesorar en cuanto a la baja de aranceles propia de un TLC, este acuerdo cumple una “función estratégica”, asegura Wilhelmy, en tanto que “ es una señal para que HK vea a Chile como socio de gran importancia en la región y para que nos valgamos de él como la entrada a China y el sudeste asiático”. Esta tarea del Jefe Ejecutivo de Hong Kong en nuestro país, implica reforzar la idea de que la situación especial de ese territorio en China, y las garantías que esto implica para sus habitantes, “son extendibles a los extranjeros residentes en Hong Kong”. Whilhelmy remarca que “con una residencia relativamente corta en la región, los empresarios chilenos se pueden hacer beneficiarios de las mismas ventajas que el gobierno de China ha garantizado a los ciudadanos de Hong Kong” en el plano de los negocios. Esto implica la posibilidad de ser partícipe activo de un puerto libre que concentra gran parte del comercio del sudeste asiático y un acceso preferencial al mercado chino, además de las ventajas que esa economía desarrollada presenta en cuanto a servicios, logística, defensa legal y negocios.

La figura de Donald Tsang



Jefe ejecutivo de Hong Kong desde el 2005, Donald Tsang fue reelecto en su cargo en el 2007, mismo año en que fue confirmado formalmente en su cargo por el gobierno de la República Popular de China. Su actual mandato durará hasta el próximo 30 de junio del 2012, cuando asuma el nuevo mandatario, y tercer jefe ejecutivo de la historia del territorio especial, Leung Chung-ying.

La carrera de Tsang hacia la jefatura ejecutiva comenzó el 2001, cuando ocupó el cargo de secretario jefe, que lo convirtió en el principal apoyo del primer jefe ejecutivo de Hong Kong, Tsung Chee-hwa (1997-2005).

Su carrera política comenzó en el servicio civil en 1967, fecha desde la que ha ocupado diversos cargos en la administración pública relativos a finanzas, política local y políticas comerciales que establecen el retorno gradual de Hong Kong a China. En 1977, Tsang fue un agregado del Asian Development Bank en Manila, y trabajó también en el desarrollo de proyectos ferroviarios en Filipinas y Bangladesh.

Tras ocupar otros cargos administrativos en que tuvo oportunidad de realizar tareas estratégicas para el desarrollo de la economía y relaciones políticas de Hong Kong con China e Inglaterra, Tsang fue designado Secretario Financiero de Hong Kong, el primer ciudadano de origen chino en esa posición administrativa en los últimos 150 años de esta ex colonia británica.

Su formación académica incluye una maestría en Harvard University y el grado Honorario de Doctor en Filosofía de la Chinese University of Hong Kong, la Hong Kong Polytechnic University y la University of Hong Kong.
















    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet